Los diferentes procesos asociados a la gestión de personas está viviendo una profunda transformación. El 68% de las organizaciones esperan contar en un futuro con una plataforma que conecte todo el ecosistema digital con Recursos Humanos, según los resultados del “1er Estudio sobre Liderazgo y Desempeño Digital en Organizaciones de Latinoamérica”, desarrollado por Circular HR junto a Interlat y la Universidad Javeriana de Colombia.

Jorge Cornejo, Director de Capacidades Estratégicas en Circular HR, señala que “el proceso de Gestión del Desempeño ya inició el camino de la digitalización. El 2020, el 70% de los líderes encuestados declaró que sus organizaciones contaban con plataformas digitales para llevar a cabo estos procesos. Sin embargo, para hablar realmente de un Sistema de Gestión del Desempeño completamente digitalizado, se espera que éste conecte todo el ecosistema digital con la Gestión de Personas y los resultados del negocio”.

La pandemia llegó a cambiar los parámetros de socialización, el cara a cara pasó a ser a través de una pantalla y la gestión del desempeño de los trabajadores ha impuesto desafíos. Las empresas que aún llevaban estos procesos de manera presencial y en papel, han tenido que replantearse y acelerar esta transformación a un proceso netamente digital.  Incluso la reunión de feedback, que es la instancia que la Plataforma no reemplazó, se están haciendo, al menos hoy de forma virtual.

A esto se suma la importancia de incorporar un modelo de competencias digitales al proceso, debido a la necesidad de comenzar con una actualización y adaptación a esta transformación, dados los desafíos que surgirán a futuro y que modificarán muchas de las formas en las que hoy se realiza el trabajo.

“La investigación reveló que sólo el 10% de las organizaciones encuestadas, cuentan con un modelo de competencias digitales, claves para esta transformación, mientras que es aún más preocupante el que un 54% no cuentan con este modelo. Por lo tanto, es urgente desarrollar diferentes competencias digitales para guiar a las personas hacia una cultura digital de alto desempeño, y entregar las herramientas necesarias para asumir estos cambios” explica Jorge Cornejo.

Por otra parte, La gestión del desempeño es esencial en una organización que tiene bien definido su propósito, ya que éste apalanca el cumplimiento de su estrategia. Es una de las principales herramientas para conversar sobre ésta y alinear los propósitos personales de los colaboradores con el de su organización.

Para guiar este cambio, es que se han desarrollado formas ágiles para llevarlos a cabo, donde principalmente las organizaciones buscan que el proceso de gestión del desempeño sea más liviano y esto tiene mucho que ver con la evolución en el ámbito digital que ha tenido. Es así como la investigación también establece que un 46% de las empresas (con mayor cantidad de empleados +1.000) han destinado más recursos de manera ágil para la integración de elementos digitales en sus modelos de competencias.

Por otra parte, la agilidad también está siendo clave en la etapa de fijación de objetivos y evaluación de metas. Hoy las organizaciones ven cómo la dinámica e incertidumbre del mercado, las moviliza a trabajar con objetivos más a corto plazo y abiertos dentro de los equipos. Esto está acelerando la ejecución de los hitos del sistema, de una manera más simple y fácil para los líderes y colaboradores. Esto, dado que actualmente las empresas están conviviendo en ambientes más bien híbridos, lo que aumenta las exigencias en comunicación, coordinaciones y lo mismo con los diálogos de desempeño.

Frente a este contexto es que los elementos prioritarios para cumplir con un proceso de Gestión del Desempeño Digital exitoso son:

  1. La necesidad de las organizaciones de incorporar elementos digitales en sus modelos de competencias actuales.
  2. La definición, fijación y medición de objetivos trimestrales o continuos.
  3. Feedback continuo; un 26% de líderes consideran este elemento como el más importante en el proceso de Gestión del Desempeño.
  4. Líderes Coach y Sponsors del proceso.
  5. Entrenamiento y comunicación a toda la organización sobre el sentido del proceso.

“Las organizaciones que no integren elementos digitales a sus procesos se verán obligadas a hacerlo, ya que de lo contrario el mercado hará que los enfoques de trabajo se vuelvan obsoletos. El integrar a los colaboradores al nuevo mundo del trabajo es clave. Aquí es donde entra la importancia de actualizar los modelos de competencias y a su vez diseñar procesos que midan el cumplimiento o brechas de éstas. Lo que viene en estos tiempos de transformación digital, es la agilidad, flexibilidad, sostenibilidad, innovación, colaboración, inspiración, entre otras competencias claves” Concluye Jorge Cornejo.

 

Descarga el “1er Estudio sobre Liderazgo y Desempeño Digital en Organizaciones de Latinoamérica” Aquí