¿Listos para la Cuarta Revolución Industrial?

Si bien no todos los países y sectores van a la misma velocidad en sus transformaciones, la Cuarta Revolución Industrial es un hecho en el mundo, que genera enormes desafíos para el capital humano.

La Primera Revolución Industrial generó el paso de la producción manual a la mecanizada, entre 1760 y 1850. La electricidad permitió el segundo cambio revolucionario de la manufactura en masa. Luego, desde mediados del siglo XX, la electrónica, la informática y las telecomunicaciones desencadenaron el tercer movimiento productivo, alterando drásticamente el mundo del trabajo.

Pero tal vez la más temida -desde el punto de vista laboral- es la que ya se avizora y que anuncia una automatización total de la manufactura, lo que implica llevar la producción a la independencia de la mano de obra humana.

“No es algo lejano en Chile ya que hay un sinnúmero de empresas que están desarrollando sus procesos de digitalización y, sin duda alguna, siguen necesitando colaboradores, pero se trata de un capital humano diferente, con competencias 4.0. Las máquinas necesitan mantenimiento, supervisión de sus procesos, etc; las personas van a seguir estando, sólo que en otras áreas de trabajo y  privilegiando las competencias relacionales, de liderazgo y las de supervisión, entre otras”, sostiene Mauricio González, director comercial de CircularHR.

El ejecutivo menciona a la minería como uno de los sectores que ha ido automatizando  sus procesos productivos. “Con una máquina puedes, eventualmente, modificar las funciones de  25 personas, entonces el desafío es como reeducas y estructuras las nuevas funcionalidades que requieren  esos colaboradores, cuáles son las nuevas competencias que deben tener, sin perder el conocimiento que han acumulado en su vida laboral”, señala, destacando que en minería

“en el largo plazo, el 80% de las competencias tiene un potencial de cambio, dado que el 40% presenta un mayor potencial de automatización y otro 40% deberá sufrir ajustes.  Sólo el 20% no debiera tener cambios. Obviamente, eso dependerá de los sub procesos mineros sobre los cuales se actúe”.

“En Circular nuestro desafío es ayudar a enfrentar ese cambio con procesos estructurados y siempre incorporando a las personas en el centro, ya que son las que, definitivamente, pueden impactar en la productividad de las organizaciones”.

Minería y Educación 4.0

“Fuimos la primera consultora en Recursos Humanos en trabajar con las competencias mineras 4.0”, destaca Mauricio González, citando el caso de BHP, con Minera Escondida, como una las compañías que ha liderado el cambio.

Constanza Navarrete, jefa de proyectos de CircularHR, comenta que el trabajo que se ha hecho con BHP surge desde la vicepresidencia, “con una proyección a 5 años, que no sólo incluye las competencias sino toda la red organizacional, aplicando el concepto de las redes neuronales, en que neuronas espejo positivas impactan favorablemente el organismo, y en este caso a la organización”.

“Actualmente estamos evaluando cómo se comportaron esas interacciones, además de revisar si están preparados para el cambio a las competencias 4.0. Nos ha ido muy bien con ellos, al punto que están apareciendo otros sectores dentro del grupo que quieren replicar ese trabajo, lo que nos ha hecho expandirnos a nivel de servicio”, explica Constanza Navarrete.

En un sector totalmente distinto como es educación, también el cambio tecnológico representa desafíos. “En DuocUC, por ejemplo, tienen un alto porcentaje de alumnos en cursos online, los que van muy poco a las sedes del instituto y esto les está significando que necesariamente tienen que cambiar su modelo de servicio”, explica la experta de CircularHR.

Además, explica que “toda la transformación del modelo de DuocUC tiene ir en sintonía con los valores institucionales del grupo de la Universidad Católica”.

Según Mauricio González, el replanteamiento se vincula también con los cambios sociales que ha vivido el país en materia educacional en los últimos 30 años, que han llevado a la masificación de los estudios superiores, con una oferta de carreras que se ha triplicado. “En ese contexto, no puedes seguir haciendo lo mismo, y DuocUC lo tiene muy claro”.