La seguridad laboral como puerta de entrada para abordar los desafíos de inclusión de migrantes

La mayor accidentabilidad de los migrantes, especialmente de nacionalidad haitiana, llamó la atención de Circular HR. Y en el esfuerzo por subsanarlo, se produjo el encuentro con Clervoyant Servilus, políglota, economista y profesor en Haití, que entregó la llave para crear lo que sería un instructivo y el primer curso de seguridad laboral para Enel impartido por Circular HR en idioma kreyol.

“Cuando uno tiene ganas y tiene la voluntad, puede salir adelante”, dice Clervoyant Servilus, economista, profesor y rescatista en Haití, que en Chile estaba trabajando en un servicio de recolección de basura. Eso, hasta que se produjo el encuentro con Claudio González, director de capacitación de Circular HR. Una coincidencia que ambos califican como “casi milagrosa” y que permitió cambiar la vida de Clervoyant y empezar a derribar las barreras para los trabajadores migrantes subcontratistas de Enel.

“En nuestras reuniones de trabajo vimos que debíamos atender la realidad de los migrantes en las empresas y aportar desde nuestro rol como una unidad de Fundación Chile que se especializa en los desafíos de desarrollo humano de las empresas. Nos llamó la atención -por ejemplo- que los trabajadores haitianos se desplazaban a sus lugares de trabajo en bicicleta o a pie, sin ningún elemento de seguridad. Al interior de las empresas, pudimos detectar que, si bien la normativa y registros de seguridad de trabajadores se encontraban en regla, los trabajadores haitianos no tenían conocimiento de lo que habían firmado y menos qué tipo de conducta de seguridad debían mantener en su lugar de trabajo. Entendimos que existía una gran oportunidad de hacer algo que aportara a las personas”, explica Claudio González, relatando que, después de detectar el problema y generar una solución como institución, vino el desafío de encontrar a la persona que lo pudiera poner en práctica. Así fue como llegó a la Fundación Frè, que promueve la integración social de los migrantes de origen haitiano.

“Queríamos una persona que tuviera las condiciones para impartir un curso de este tipo en kreyol (idioma, pedagogía, conocimientos de la temática a tratar), pero que además pudiera empatizar con la realidad de los trabajadores haitianos”, señala. Por eso Clervoyant Servilus fue el indicado para llevar a cabo este plan. Además de tener los grados universitarios de Economía y Ciencias de la Educación, habla francés, inglés y español; sumando a ello sus conocimientos como voluntario en Médicos Sin Fronteras y rescatista de la Cruz Roja en Haití.

Primer curso en kreyol

Encontrar a Clervoyant Servilus en la Fundación Frè fue un hallazgo que permitió hacer realidad el primer curso de seguridad laboral en idioma kreyol impartido en Chile, un proyecto que fue apoyado y puesto en práctica por Enel para sus trabajadores contratistas. Clervoyant, junto a un prevencionista de riesgo de nacionalidad brasileña, fueron entrenados bajo los estándares de CircularHR en técnicas metodológicas de enseñanza participativa. “Todo lo que nosotros presentamos para migrantes está impartido por migrantes”, destaca Claudio González.

La capacitación incluyó aspectos como el autocuidado de la salud, sus fundamentos y su expresión en las conductas de las personas; reconocer la importancia de la educación sobre las prácticas de autocuidado individual y colectivo, y aprender a diseñar un plan personal para el cambio de una conducta que contribuya a la seguridad laboral basada en el análisis del propio estilo de vida.

Según Mauricio González, director comercial de CircularHR, “el curso de seguridad fue muy bien recibido por los colaboradores de Enel, por lo que será replicado hacia otros grupos de trabajadores subcontratistas migrantes y al interior de Enel de manera transversal. Con los venezolanos, por ejemplo, si bien no hay diferencia idiomática (aunque se usan términos distintos), sí tienen estándares de seguridad laboral menores a los nuestros”. Explica que el curso se encuentra disponible para todas las empresas, “ya que logramos acreditarlo en Sence, de manera tal que este servicio a las personas pueda tener el mayor alcance posible”.

Loreto Roldán, jefa de Service Planning de Enel, reafirmó la excelente evaluación de la empresa: “Fue una experiencia totalmente positiva, sobre todo en lo que respecta a la gran oportunidad que tenemos como compañía de hacernos cargo de una problemática latente, dado que los contratistas de origen haitiano no necesariamente dominan el idioma y eso puede provocar situaciones de riesgo. Una forma de aportar a esta problemática, que incluso se replica a nivel nacional, es darles herramientas en su idioma para potenciar el autocuidado y el compromiso con la seguridad”. Detalla que en Enel la migración es una realidad en aumento, “donde hoy, en Enel Distribución, tenemos en nuestra plantilla a más de cien trabajadores haitianos”.

La migración, unido a los cambios propios de la revolución industrial 4.0, convierten a la seguridad laboral en un desafío. Un futuro cercano con nuevas tecnologías y tipos de empleo obligará a rediseñar los espacios de trabajo y las normativas propias de la prevención, considerando aspectos psicosociales. “En Circular HR entendemos que estos cambios, incluyendo la seguridad laboral 4.0, ya están aquí y son materias fundamentales de nuestro trabajo”, finaliza Mauricio González.