Compártelo en:

Actualmente el 81% de los expertos considera urgente incorporar capacidades, habilidades y conocimientos de la industria 4.0 en sus organizaciones, reveló el Estudio de Capacidades para la Industria 4.0, desarrollado por Circular HR en conjunto con Interlat.

La Nube, el BigData y el Internet de las Cosas, son algunas de las nuevas herramientas tecnológicas que han ganado terreno en las organizaciones durante estos últimos años, generando la necesidad en las empresas de adoptar nuevas capacidades que permitan hacer frente a los desafíos que están surgiendo como consecuencia de la era digital.

Las industrias están compitiendo por alcanzar altos niveles de eficiencia y productividad. Esta presión que ejerce la Industria 4.0 está obligando a los líderes de primera línea a ser más visionarios y estar constantemente analizando las nuevas tendencias que les permitan innovar en estas tecnologías, ya sea para digitalizar y/o automatizar sus procesos.

Sin embargo, ¿Las organizaciones están realmente preparadas para lo que implica esta nueva era digital? “Los avances tecnológicos y digitales vienen a modificar procesos y formas de trabajo, y estos no conseguirán resultados óptimos si las organizaciones no cuentan con un modelo de competencias digitales, que de soporte a los diferentes actores que interactúan con ellos. De hecho, un 83% de los líderes no está completamente preparados para dar dirección e influir a sus equipos en entornos digitales.  Esto lo transforma en una prioridad que se debe trabajar para enfrentar de manera satisfactoria y eficiente los cambios, de lo contrario, el no adquirir habilidades digitales podría ser perjudicial para la sostenibilidad futura del negocio”, afirma Jorge Cornejo, Director de Capacidades Estratégicas de Circular HR.

En este sentido, Circular HR e Interlat, proponen cuatro ejes de competencias, descritos en la investigación: Ecosistema, Personas, Procesos y Digitales.

Si bien, todos los ejes son importantes para abordar la Industria 4.0, es el eje Digital el que toma mayor fuerza. Este eje, se subdivide en dos subejes, denominados “eje tecnológico y eje cultura digital”, ambos se deben tener en cuenta al momento de construir un modelo de competencias digitales.

En el eje tecnológico se pueden encontrar competencias como:

  • Innovar con tecnología: tiene relación con el uso innovador de las tecnologías, con el objetivo de descubrir nuevas y mejores formas de realizar los distintos procesos de las organizaciones.
  • Gestionar la Información Digital:  Esta competencia responde al cómo utilizamos los recursos digitales de navegación en la web, al filtrar contenidos, buscar, almacenar y recuperar datos, etc. siendo capaz el colaborador de comprender, analizar y compartir la información de manera eficiente y rápida.
  • Gestionar con Seguridad Digital: Es la habilidad de utilizar de manera responsable las plataformas digitales, manejando la información de forma segura, confidencial procurando resguardar la marca personal y de empresa.

Mientras que en eje Cultura Digital existen competencias como:

  • Liderazgo Digital en red: esta competencia da cuenta de la capacidad que tienen los líderes en la dirección y coordinación de equipos diversos y móviles de trabajo, distribuidos en una red de colaboración que opera en entornos digitales.
  • Trabajar en red: implica el ser capaz de generar sinergias de trabajo colaborativas, estableciendo redes intra-inter-área, contribuyendo y compartiendo ideas y conocimientos, con distintos equipos de trabajo virtuales, co-construyendo soluciones en conjunto.
  • Autogestionar en entornos digitales:  habla de la capacidad de apropiarse de su rol en entornos digitales, cuidando a su vez su marca personal y reputación en comunidades virtuales.

 ¿Cómo integrar las Competencias Digitales en las organizaciones?

Existen diversas competencias digitales para la industria 4.0 que ayudarán a las organizaciones a adaptar sus modelos y hacer frente a los constantes cambios de esta nueva era:

  • En primer lugar, se debe analizar la estrategia de la organización y todos sus elementos (misión, visión, valores), el mercado en el que está inserta, con el objetivo de identificar los procesos críticos que demandarán ciertas habilidades, conductas, capacidades, conocimientos de los colaboradores en el entorno digital. Es en base a esto, que se puede tener un primer acercamiento a cuáles serán las competencias digitales necesarias para apalancar a estos procesos.
  • A través del mismo análisis de la estrategia y el modelo actual que maneja la organización, se pueden incorporar elementos digitales que antes no estaban considerados. Por ejemplo, la competencia liderazgo de equipos, se podría actualizar incorporando elementos digitales que den cuenta más de un liderazgo en red, acercándola a los entornos digitales.

“Es importante conocer en profundidad cada elemento de la estrategia del negocio, el análisis de su propósito, sus valores, su visión de futuro. Esto nos da luces sobre las conductas que necesitarán los colaboradores para cumplir satisfactoriamente con los desafíos a los que se verá enfrentada la organización. Sin embargo, no se debe anular el pasado, ya que ahí se encuentra la esencia misma de la empresa y su historia, de seguro si ya se contaba con un modelo conductual, este nos servirá como una pieza inicial para la construcción del nuevo modelo de competencias digitales”, concluye Jorge Cornejo.

Revisa el documento completo del «Estudio de Capacidades para la industria 4.0» AQUÍ